Respuestas a las preguntas.

El diario de Esther - Semana 39

El diario de Esther - Semana 39



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Esther está llena de energía en la semana 39 y en su derramamiento de sangre solo cubriendo, solo cubriendo ...

Fotografía: Rabbert Lбszlу de Bacssi

No muchas semanas atrás de nuestras vidas. Podría ser como la oración inicial de un drama de cine, pero por supuesto que no porque, aunque la oración es cierta, este género podría ser más un documental divertido. No hay señales de que vaya a dar a luz pronto, a excepción de mi abdomen esférico, el niño y el apartamento impecablemente limpio. Solía ​​comerlo, pero lo que es ahora es más de lo normal, ¡podrías comerlo del piso! No sé quién es, pero en mi caso, este beneficio de limpieza no funciona porque tengo que hacer algo en mi nerviosismo, sino porque sé bien (todas las mujeres me han llamado la atención) que si vuelvo a casa con el bebé, no tendré tiempo. Sabes eso? Así que me lavo como un mapache para que cada pañal, lencería y manta crujen para mantener al bebé, las manijas sin infectar y el baño para que brille. Mientras tanto, siempre he admitido que en medio de la purificación, nosotros mismos estamos purificados, ya sea mental o espiritualmente. Realmente, ahora, todo está realmente listo, el departamento, el niño, mi cojín, mi alma, mi cuerpo. ¡Me siento más fuerte que nunca en los últimos ocho meses! Los como, y solo en un buen sentido, sin calorías adicionales, solo nutrición, mucha fruta. Por supuesto, todos preguntan sobre mil, así que sé que el final está muy cerca. Le preguntamos a Babik (el bebé) qué hacer si el agua del bebé se había ido. Entonces no tiene que ingresar porque el niño no entra, pero por un minuto vale la pena sentarse al costado del campo para acomodar el cordón de los niños y luego empacar y comenzar. Gas es, si empiezo a sangrar en serio, entonces sin pensar y miles de direcciones en el hospital. Si los cachorros recién comienzan, debes medir el tiempo que llegan y cuánto dura cada período, dependiendo de si Babi se irá o no. Debido a que también están las suyas, ahora para una mujer que nunca ha nacido, una de las preguntas más importantes es cómo saber cuál es la bebida correcta. A esto, la sonrisa más experimentada de Kaay siempre dice: "Estético, créeme, si eres la perra normal, sabrás ..." Uh, mamá, es cuando la fuerza desaparece del pie porque me tiembla un poco. hermosa y conmovedora figura del maestro católico de Jehová cuando nací en la gloria y en la luz polar, con Gaya con un rostro acogedor a mi lado y sosteniendo mi mano. Y, por supuesto, no será obvio en público, pero antes del día del desafío, si lo crees, ayúdame. Bueno, ten cuidado con los idiotas. En todo esto, bebo literalmente mi latido literal, que se supone que ayuda con el agotamiento. En la semana 36, ​​tomo las bayas homeopáticas recomendadas por uno de mis queridos amigos, y porque tengo " Ciertamente vale la pena masajear la barrera con un poco de aceite en casa, ya que puede evitar cualquier incisión posterior. El viejo corte, mis años de adolescencia han sido mi madre, sé lo que pienso de un chico de dieciséis años, pero en ese momento tenía mucha confianza de que alguna vez sería madre, pero esta nunca sería feliz. Como es ahora. Pero, por supuesto, al igual que los racimos, hay una opinión de las mujeres que son más rutinarias: "Estética, créeme, si te aferras a la barrera, ¡no la sentirás o rogarás por ella!" Hыha, la historia está mejorando. Mi ndokim también sugirió gentilmente la congregación porque el esperma contiene sustancias que pueden causar conmociones cerebrales e iniciar el parto. Bueno, no funcionó para nosotros, solía decir que después de un tiempo feliz juntos tuve una noche jodida porque eran buenos hombres pequeños, cinturas y latidos del vientre. Estaba un poco molesto porque estaba muy insomne ​​y frustrado esta mañana, y temía que si el nacimiento comenzara ahora, la vida anterior de Duracell sería en vano. Pero no pasó nada. Espera, espera más.


Vídeo: 39 semanas, el libro. Diario de una madre ingeniera (Agosto 2022).